miércoles, 25 de enero de 2012

Siembra

No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará.
    Porque el que siembra para su propia carne, de la carne segará corrupción, pero el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.
    Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos.
    Así que entonces, hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe.

(Gálatas 6: 7-10)

2 comentarios:

victorcardoso dijo...

Interesante texto,versión?? bonita compo. floral...
saludos Mf.

Luis Sáez dijo...

...me llevo esta por la simplicidad de sólo dos colores, y por sobre todo el azul (aunque sea flojillo), es un color que me identifica mucho. Los pétalos doblados parecen dos brazos con sus respectivos dedos tocándose. Buena cosecha has tenido.