martes, 10 de enero de 2012

Primero la flor después el fruto

Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?
Así, todo árbol bueno da frutos buenos; pero el árbol malo da frutos malos.
Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos.
Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado al fuego.
Así que, por sus frutos los conoceréis.

(Mateo 7: 16-20)

1 comentario:

victorcardoso dijo...

Saludos Mf,
Sigo su blog, aunque el mio lo tengo medio abandonado, Colores naturales y la gran verdad de Jesús... por sus frutos los conocerás. Espero que la buchaca se anime