domingo, 12 de junio de 2011

No tengas envidia

No te irrites a causa de los malhechores;
no tengas envidia de los que practican la iniquidad.
Porque como la hierba pronto se secarán,
y se marchitarán como la hierba verde.
Confía en el Señor, y haz el bien;
habita en la tierra, y cultiva la fidelidad.
Pon tu delicia en el Señor,
y El te dará las peticiones de tu corazón.
Encomienda al Señor tu camino,
confía en El, que El actuará;
hará resplandecer tu justicia como la luz,
y tu derecho como el mediodía.
                                                                                     (Salmo 37: 1-6)

1 comentario:

victorcardoso dijo...

Me alegro de verle por este virtual place, aunque el título le persigue...
como siempre bonita foto, y excelente texto.
Nos vemos